La vida no se equivoca, cada persona que llega a nosotros trae algo, que si es Amor que maravilla; pero si no, puede ser un reto, una enseñanza o un descalabro cuya misión es ayudarnos a despertar y salir de ese conformismo y ensimismamiento en que hemos caído, y a la buena o a la mala nos abrirá los ojos y nos empujará un pasito adelante hacia nuestra evolución. Porque crecer… suele doler cuando crecemos a la mala; pero es una delicia cuando crecemos bajo la tutela del amor.

Roberto MD

la luz y la sombra son inseparables

la luz y la sombra

 

 

Escribir un comentario