decenas, cientos. miles, millones de personas en el mundo, ceden el timón de sus vidas al azar, creyendo que un ser etéreo de infinito poder lo va a tomar para producir resultados en su vida… La lógica nos muestra que el azar es una moneda girando en el aire con una alta probabilidad de caer sol o águila. Ciertamente es muy difícil despertar de esta fantasía, para arrebatar el timón y conducir nuestra nave en el acto más sensato que podemos hacer por nosotros y los nuestros. Surgirán miedos?, si!, y tendremos que pasar por encima de ellos; surgirán dificultades?, si!, y tendremos que pasar por encima de ellas… y de todo lo que se oponga a nuestro caminar. Pero operando nosotros el timón de nuestra vida.
>romado<

el timonel

el timón

Escribir un comentario