En el encuentro entre personas, la naturaleza siempre marcará la pauta: En el primer instante se estudian uno al otro para determinar vía un escaneo inconsciente quién es superior y quien es inferior para asumir cada quien su rol.  Esto es genético y no tiene nada que ver con ego ni con competitividad porque lo hace desde el más humilde hasta al más encumbrado de los hombres (maestro-alumno, padre-hijo, Jesús-apóstoles, etc).  Antiguamente la comparación era física y de habilidades; actualmente se compara la posición social y la riqueza.   El rol determina quién es el dominante y quien el dominado o sometido; y siendo roles inconscientes, el dominante domina inconscientemente y el sometido se somete inconscientemente.   Esta naturaleza la podemos observar igualmente en los animales libres y en los animales domésticos, porque es una conducta genética.  Nota: por eso vemos tanta gente que para sentirse del lado dominante aparentan, y para aparentar gastan mucho dinero y son el blanco de las campañas comerciales, ya que los que viven naturalmente su rol no son afectados por dichas campañas pues no les interesa aparentar que tienen lo que no tienen y que son lo que no son; sino totalmente al contrario, aparentan que no tienen lo que sí tienen, y que no son lo que sí son.

>RobertoMD<

el dominador

la dominancia

Escribir un comentario

¡Contáctanos por WhatsApp y te atenderemos lo más pronto posible!

WhatsApp