tratemos de mirar la pareja como una empresa. Una empresa se forma para crecer, par alcanzar objetivos, para coronar sus metas… pero tiene un liderazgo y tiene una junta de consejo, y no puede alcanzar sus metas sin organización. Si trasladamos esta idea a la pareja, resultará que uno lidera la directiva y el otro lidera la junta de consejo (la junta de consejo es la pareja y los hijos)… todos con voz y voto.
>Roberto MD<

somos pareja

la pareja

Escribir un comentario