Padres y madres, no se sientan mal pues esa es la naturaleza de la familia y de la sociedad y nadie puede sustraerse a ella.
Pasamos el resto de la vida defendiendo o sufriendo esa personalidad ficticia que nos fue dada… hasta que un buen día nos damos cuenta los que nos damos cuenta, y solo entonces, a partir de ese glorioso momento del darnos cuenta, podemos hacer algo con ello.
>romado<

 

persona

personalidad

Escribir un comentario