hacer lo que más nos gusta

Es increíble pero cuando estamos haciendo lo que realmente nos gusta, en algún momento aparece la magia, y de pronto empiezan a suceder cosas increíbles; cosas fuera de libreto, impresionantes. Al principio parece que hacer lo que más nos gusta es como un pasatiempo, como una pérdida del tiempo. Este impasse inclusive puede ser doloroso; dolorosamente improductivo. Aquí tuercen las manos todos… casi todos. Porque se necesita mucha fuerza de voluntad, disciplina, coraje y fe para seguir adelante cuando todo parece no estar funcionando. Fe en que es el proyecto correcto, fe inquebrantable en nosotros mismos, y fe ilógica en que lo que echamos a andar marchará como debiera… sostenido por fuerzas cuyo control no controlamos. Pero de pronto en algún momento aparece la magia, y empiezan a suceder cosas increíbles
>romado<

magia

lo mágico

Escribir un comentario