Si estás con una mujer independiente, cuídala. Ella está contigo porque te ama, no porque te necesite. Cuida diligentemente en todo sentido tu relación con ella… pero sobre todo, tu propio desarrollo personal. Si ella es independiente, está a solo un paso de ser plena, y si tú lo eres le darás la mano para dar el saltito de independiente a interdependiente. A producir sinergia entre ambos. La persona independiente crece sola consigo misma. La persona interdependiente crecerá en equipo contigo, y eso dependerá de quien ejerce el liderazgo en la relación.
>Roberto MD<

el amor es bello

cuando el amor

Escribir un comentario