Los seres humanos en algún momento nos separamos de la fuente de nuestra naturaleza animal, y con ello perdimos el rumbo. Los animales no buscan el sentido de la vida… ellos solo viven la vida. El hombre no sabe simplemente vivir la vida, y se pierde en una búsqueda de sentido. Y esta búsqueda de sentido nos ha llevado a un viaje cada vez más lejos de nuestra simple naturaleza animal. No podemos imaginar qué sucedería si decidiéramos volver a ser simples animales que nacen, crecen, usan su talento, se reproducen y… mueren felices después de una larga vida sana. Un sabio dijo: “Las zorras tienen madrigueras, y las aves nidos; mas el hombre no tiene donde recostarse”. La pregunta sería, de verdad ¿no tiene donde recostarse?, o no quiere recostarse donde sea porque prefiere la suavidad de una cama.

>RobertoMD<

nueva experiencia

una experiencia

 

 

Escribir un comentario

¡Contáctanos por WhatsApp y te atenderemos lo más pronto posible!

WhatsApp